"Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará Libres" (Juan 8:32)

"En memoria de los mártires cristianos, quienes perseverando en las doctrinas bíblicas, ofrendaron sus vidas exaltando el nombre de Cristo"

El Arca de Noé

¿Se ha encontrado el arca de Noé?

Hebreos 4:12

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más aguda que toda espada de dos filos; y que penetra hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas, y tuétanos, y que discierne los pensamientos, y las intenciones del corazón"

Qumrán

Los Rollos del Mar Muerto Descubrimiento 1947 - Documental

lunes, 18 de febrero de 2013

Una Perspectiva sencilla frente a la renuncia de Ratzinger

¿Nos encontramos frente a señales del fin? ¿Es esta la generación que verá el fin de la historia? o somos simplemente víctimas de una visión escatológica sesgada.

El pastor César Soto V. expone en un lenguaje sencillo su opinión frente a la renuncia del Papa Benedicto XVI y las implicancias para los cristianos del mundo.



sábado, 2 de febrero de 2013

¿Llevan o no los hijos los pecados de los padres?


Éxodo 20:5; Deuteronomio 5:9 y Deuteronomio 24:16; Ezequiel 18:20

  1. Sí lo llevan
    1. Éxodo 20:5: “No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;  porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,”
    2. Deuteronomio 5:9: “No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,”
    3. Éxodo 34:6-7: “Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; 7 que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación.”
    4. 1ª Corintios 15:22: “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.”
  2. No lo llevan
    1. Deuteronomio 24:16: “Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos por los padres; cada uno morirá por su pecado.”
    2. Ezequiel 18:20: “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.”
Éxodo 20:5 se encuentra dentro de los Diez Mandamientos los cuales están establecidos en forma de Pacto. El modelo de pactos entre los soberanos y los vasallos del antiguo Oriente se sigue en estos Mandamientos. Este modelo incluía una introducción por parte de quien estaba haciendo el pacto (Ex 20:2), lo que había hecho quien llevaba a cabo el pacto (20:2), las leyes de ese pacto (20:3-17), sus recompensas (20:6, 12) y castigos respectivos (20:5, 7).
Podemos decir que el Señor “visita” la maldad de los padres sobre sus hijos en tanto que permite que estos sufran las consecuencias de los pecados de aquellos. Así, los pecados de los padres tienen como resultado dolencias tanto físicas como mentales y el sufrimiento de la descendencia de ellos. Por ejemplo, en el caso de un padre drogadicto, éste traspasara a sus hijos pobreza, vergüenza, miseria y no es nada raro que por parte de sus hijos, un fuerte deseo por las drogas. Esta transmisión de mal tiene conformidad a las leyes inflexibles del universo.
En su contraparte, 1ª Corintios 15:22 declara que en Adán aún cuando todos mueren, en “Cristo todos serán vivificados.
Deuteronomio 24:16 está tratando en los versículos del 6 al 19 con las Leyes de justicia. La justicia tenía que ser administrada entre el pueblo Hebreo según la verdad. En este caso, se tenía que castigar solamente a la persona culpable, y no a los miembros inocentes de su familia. Por lo tanto, no existe contradicción entre esto y el juicio divino descrito en el Decálogo (Dt 5:9; Ex 20:5), porque este último no afirma que Dios aflija al inocente. Ezequiel en 18:20 señala que ni el hijo ni el padre serán tenidos como responsables de la iniquidad del otro sino que cada persona es responsable a Dios individualmente. Así, el contexto del segundo grupo de versículos está tratando con el aspecto legal dentro del sistema de la corte Judía. El grupo de versículos anteriores trata con Dios visitando a los descendientes de los rebeldes con su respectiva consecuencia por estos padres pecadores.
Como nota adicional en este tema, existe un concepto Bíblico conocido como la Autoridad Federal, la cual significa que el hombre, en este caso el padre, representa a la familia. Esto lo vemos en Adán y Eva en el Jardín del Edén. Eva fue la primera en comer de la fruta y pecar. Sin embargo, la Biblia declara que el pecado entró al mundo a través de Adán (Romanos 5), no a través de Eva. Adán era la Autoridad Federal de toda la humanidad.
De otro lado, en Hebreos 7:7-10, vemos lo siguiente:
  • “Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor. 8 Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. 9 Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; 10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.”
En los versículos anteriores vemos que Leví, descendiente de Abraham, pagó los diezmos a Melquisedec mientras todavía se encontraba en los lomos ―la semilla― de su padre Abraham, aunque todavía, Leví no había nacido. En otras palabras: Abraham, el padre, representó a sus descendientes. Así como Abraham pago diezmos, así también lo hizo Leví. Por lo tanto, podemos ver el concepto de la Autoridad Federal representado en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Podemos entonces concluir que Dios visitará las iniquidades de los padres sobre sus descendientes debido a que los padres han fallado a ser fieles en su pacto. Pero vemos en los otros versículos una declaración de legalidad en el trato con las personas. No existe por lo tanto, contradicción.

¿Cuántas parejas de cada animal puso Noe en el Arca: Dos o siete?

Génesis 7:2-3 y Génesis 6:19-20

  1. Dos
    1. Génesis 6:19-20: “Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán. 20 De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo, para que tengan vida. ”
  2. Siete
    1. Génesis 7:2-3: “De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra. 3 También de las aves de los cielos, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de la tierra. ”
Génesis 6:19-20 simplemente instruye a Noé a preservar dos de cada especie. Génesis 7:2-3 es información adicional, en donde se especifica que debían tomarse siete parejas de los animales limpios y dos de las demás especies. La razón de esto se debió a los sacrificios: “Entonces edificó Noe un altar a Jehová, y tomando de todo animal limpio y de toda ave limpia, ofreció holocausto en el altar.” (Gn) 8:20.
Lógicamente, el tener siete parejas también significa que hay dos pares, debido a que los dos están incluidos en los siete. Si un versículo dijese una sola pareja y el otro siete parejas, entonces, sí habría una contradicción.

¿Ha ascendido alguien al cielo antes que Jesús o no?

Génesis 5:24; 2 de Reyes 2:11 y Juan 3:13

  1. Si.
    1. Génesis 5:24: “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.”
    2. 2º Reyes 2:11: “Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino.”
    3. Hebreos 11:5: “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.”
  2. No.
    1. Juan 3:13: “Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.”
La respuesta es simple cuando se entiende el concepto Judío del universo. Ellos creían en tres cielos. El primero es la atmósfera donde están las nubes y las aves (Atmósfera de la tierra). En el segundo se encuentran las estrellas, los planetas, el sol y la luna (El espacio exterior). Y el tercer cielo es el lugar donde Dios habita. En el Antiguo Testamento en Génesis 5 y 2º Reyes, Enoc y Elías fueron trasladados para no ver muerte (He 11:5). ¿Qué es exactamente lo que está en debate aquí? No fue hasta la crucifixión y resurrección de Cristo que aquellos que murieron antes, en la fe, fueron llevados a los cielos. Efesios 4:8 es citado con frecuencia para apoyar con las Escrituras esta creencia: “Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.” Además, cuando Pablo dijo que había sido llevado al tercer cielo se estaba refiriendo a la habitación de Dios (2 Co 12:2).
Con relación al texto de Juan 3:13 y comparándolo con Génesis 5 y 2º Reyes, Jesús en el primer texto para establecer su autoridad superior, dice: “Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo…” En otras palabras: ¿Quién ha subido al cielo para descender trayendo las buenas nuevas de ese lugar? Debemos recordar también que los que parten en Cristo van al mundo eterno, pero nadie que haya subido al cielo jamás ha regresado para revelarnos los misterios de Dios.

Demostración Bíblica de los tres cielos

  1. Primer cielo: Atmósfera de la Tierra.
    1. Deuteronomio 11:17: “y se encienda el furor de Jehová sobre vosotros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcáis pronto de la buena tierra que os da Jehová.”
    2. Deuteronomio 28:12: “Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.”
  2. Segundo cielo: El Espacio Exterior.
    1. Salmo 19:4, 6: “4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; 6 De un extremo de los cielos es su salida, Y su curso hasta el término de ellos; Y nada hay que se esconda de su calor.”
    2. Jeremías 8:2: “y los esparcirán al sol y a la luna y a todo el ejército del cielo, a quienes amaron y a quienes sirvieron…”
  3. Tercer Cielo: Donde Dios habita
    1. 1º Reyes 8:27: “Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?”
    2. Salmo 2:4: “El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.”


    Fuente: Miapic.com

Compartélo

Conferencia - Homosexualismo